Planificación de menús frugales

Planificación de menús frugales – Primeros pasos

Comenzar a hacer un plan para una semana de comidas puede ser un poco desalentador al principio. No tiene por qué ser complicado, ¡aunque un poco de tiempo dedicado a la planificación de menús frugales valdrá la pena!

Una buena manera de comenzar es mirando lo que ya tiene a mano, haciendo una especie de inventario visual.

A continuación, es útil hacer una lista en un pedazo de papel, todas las comidas para la próxima semana. Si estás a tono con la tecnología quizá te interese una app para tu Smartphone como FoodPlanner. Por ejemplo, liste todos los días, luego desayuno, almuerzo, cena, etc. Para saber más sobre apps para menús vea este artículo: 7 ‘apps’ para preparar menús sencillos y saludables.

En esta lista de comidas, escriba un plato principal y un par de platos secundarios que desee preparar, teniendo en cuenta qué alimentos básicos tiene a mano en el armario y en el congelador. Trate de crear tantas comidas como pueda con lo que tenga a mano.

Planificación de menús frugales
Planificación de menús frugales

Anote los extras en la planificación de menús frugales

Recuerde anotar algunos de los extras que cree que le gustaría hacer durante la próxima semana, como galletas, bocadillos o postres.

Siempre tenga a mano los anuncios de la tienda de comestibles local y planifique las comidas en torno a los especiales semanales, si es posible. No se limite a pensar en los platos principales; Si los plátanos están a la venta, haga pan de plátano para bocadillos o almuerzos, por ejemplo.

Mientras hace su plan de menú, piense en lo que sucederá la próxima semana. ¿Es viernes por la noche la noche de juegos de fútbol?. Planea tener una cena que sea rápida de arreglar. ¿El miércoles es tu día libre? Ese es el día en que podría querer probar una nueva receta que demora un poco más en prepararse.

Sea cual sea su horario, planifique sus menús a su alrededor. ¡Y sé flexible! Si nieva el martes y no había planeado hacer chile hasta el jueves, simplemente puede cambiar los menús.

Guardar sus listas

Guarde sus listas para que en las próximas semanas le recuerden algunas comidas que a su familia les gustaron especialmente (o que no le gustaron). Después de algunas semanas, terminará con un conjunto de menús semanales que puede usar una y otra vez.

Con su plan en la mano, no tendrá la tentación de ir a buscar porque simplemente no puede pensar en nada para preparar la cena. Y no te atraparán sin ese «ingrediente» que necesitas para la cena de esta noche, así que ¡no más viajes de último minuto a la tienda de comestibles!

Te Puede Interesar: 7 MENÚS DE VERANO PARA QUEDAR BIEN MUY FÁCILES